Ven a la biblioteca. Conviértela en tu sala de estar

Ningún sitio encontrarás en tu barrio en el que al entrar no estés obligado a comprar algo, o no te pregunten a qué vienes. Solo la biblioteca es el sitio público que te permite entrar y salir con total libertad. No hay que pagar nada por consumir todas las cosas que ofrece (cultura, información, comunicación, entretenimiento…). Nadie te preguntará qué haces allí, ni qué estás leyendo, ni por qué te sientas o te levantas o te paseas para hojear películas, libros, prensa, documentales, cursos o lo que sea. La biblioteca es de todos y es una institución que ofrece libertad. Ven a verla. Ven a disfrutarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *