AUMENTAN LOS LECTORES EN ESPAÑA

La lectura continúa siendo la segunda actividad cultural favorita de los españoles por detrás del cine

El Ministerio de Cultura y Deporte presentó ayer, 30 de septiembre, los resultados de la Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales en España 2018-2019, estadística oficial de carácter cuatrienal del Plan Estadístico Nacional, que constituye un análisis pormenorizado de los hábitos y prácticas y, en definitiva, del consumo de la oferta cultural de los españoles.

Según se desprende de la encuesta, con entrevistas realizadas a 16.000 personas de 15 años en adelante, el consumo cultural se ha incrementado significativamente en nuestro país en los últimos 4 años. Escuchar música, leer e ir al cine siguen siendo las actividades culturales más frecuentes para la población española, con tasas anuales del 87,2 %, el 65,8 % y el 57,8 %, respectivamente. Respecto a la última encuesta (2014-2015) sube la población que lee y acude al cine 3,6 y 3,8 puntos porcentuales, respectivamente, mientras que se mantiene en los mismos términos la práctica de escuchar música.

Respecto a la lectura de libros, el 65,8 % de la población encuestada ha leído al menos un libro al año, cifra que supone un ascenso de 3,6 puntos respecto a la encuesta anterior. Las tasas de lectores anuales son superiores entre las mujeres, un 69,4 %, frente al 62 % observado en los hombres.

Cabe destacar que por formato de libro utilizado, el soporte tradicional en papel sigue siendo el favorito, con una tasa de lectores anuales del 61,9 % frente al 20,2 % que lo hace en soporte digital; en ambos casos hay un aumento porcentual respecto al registro anterior, de 2,9 y 2,5 puntos, respectivamente. Ha aumentado también la población que lee directamente de Internet, desde el 5,7 % de hace cuatro años al 9,9 % actual.

Entre los lectores por ocio, un 89,2 % escogió obras de creación literaria (novela contemporánea un 76,9 %; novela clásica un 17,1 %; biografías o libros de memorias un 10,0 %) y el 36,8 % prefirió obras de divulgación, fundamentalmente de historia, seguida de cerca por filosofía, psicología y ciencias sociales. Es destacable, asimismo, que el 26,8 % de la población acude anualmente a una biblioteca o accede virtualmente a ella.

La Estadística incluye por primera vez información acerca de los motivos que más influyen al elegir un libro. El autor, 22,3 %, el tema, 46,9 %, o la opinión de familiares o amigos, 19,2 % son determinantes. A distancia le siguen la publicidad, 4 %; las críticas profesionales, 3,8 %, las opiniones en redes sociales, 2,4 %, o los premios recibidos, 1,5%.

Se observa, igualmente, que existen fuertes interrelaciones entre las diferentes actividades culturales, de modo que los colectivos que participan en una determinada actividad cultural, participan también por encima de la media en las restantes. Por ejemplo, aquellos que asistieron a museos, galerías o exposiciones el último año tienen mayores tasas de lectura, 85,9 %, frente al conjunto de la población analizada (65,8 %). También se constata que entre aquellos que leyeron un libro en el último año, la tasa de asistencia a museos alcanza el 53,4 % y un 33,3 % asiste al teatro cada año.

Respecto a los hábitos de compra, el porcentaje de personas que compra libros cada trimestre se sitúa en el 27,6%, la mayor parte adquiridos en un establecimiento (23,5 %) o a través de Internet (6,1 %). La incidencia de otras vías de adquisición, como la descarga gratuita por Internet o las fotocopias, se estiman en el 2,1 % y el 0,4%, respectivamente.

En esta edición, se ha analizado por primera vez la práctica cultural en la infancia y su vinculación con la práctica cultural de los padres. Los datos concluyen que la participación cultural en la infancia es determinante. De entre aquellos que realizaron en el último año una determinada práctica cultural, las tasas son muy superiores en aquellos que tuvieron ya estos hábitos en la infancia. Por ejemplo, mientras que el 59,5 % de la población general ha leído un libro por ocio en el último año, la tasa sube hasta el 85,6 % en quienes han leído por ocio habitualmente en su infancia. Cabe destacar como el 72 % de la población que tiene hijos menores de 18 años en casa ha leído con ellos.

Si desea acceder a los resultados completos de la encuesta puede descargarlos a través de este enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *